domingo, 31 de mayo de 2015

El arte del bolillo está de moda
Eduardo Cantalapiedra - sábado, 30 de mayo de 2015



Más de 900 mujeres y hombres se dieron cita este sábado en la plaza de Santa Teresa con motivo del XVI Encuentro Nacional de Encajeras, organizado por la Asociación Milano en colaboración con el Ayuntamiento

Más de 900 mujeres y hombres procedentes de quince provincias españolas se dieron cita este sábado, con el sol brillando durante toda la mañana, en la plaza del Mercado Grande de Ávila para participar en el XVI Encuentro Nacional de Encajeras, organizado por la Asociación Cultural Milano en colaboración con el Ayuntamiento de esta ciudad.
Una singular exposición donde el numeroso público tuvo la oportunidad de comprobar en vivo y en directo la destreza necesaria para hacer encaje de bolillos de manera artesanal de la mano de aficionadas y aficionados de este arte llegados de diferentes puntos de Ávila, Álava, Asturias, Alicante, Burgos, Barcelona, Cantabria, Granada, Huelva, León, Toledo, Palencia, Madrid, Valladolid y Salamanca.
La presidenta de la Asociación Milano, Paquita Muñoz, subrayó que aunque hay otros encuentros similares en España, sobre todo en el norte de la península, «la vida que da la asociación al de Ávila es especial».
Entre esos trabajos, Muñoz destacó desde las puntillas para toallas, hasta visillos, mantelerías y abanicos «de un valor incalculable», con puntos tan variados como «el lienzo, medio punto, París, la Virgen, imperdible, punto del puntillo, Milán o blonda, entre otros». Y es que la evolución estos años ha sido tan grande que, como apunta la presidenta de Milano, «hoy ya no se habla de encaje de bolillos, sino del arte de bolillos, porque hacemos desde un libro hasta la pluma de Santa Teresa».
Cabe señalar además que cada año son más los hombres que se inician en este arte, como por ejemplo Juan Carlos Amo, de Cogeces del Monte (Valladolid), que invitaba a otros hombres «que están muy estresados» a coger los bolillos porque «es muy relajante y entretenido».
Junto a las largas mesas donde trabajaban las encajeras, se instalaron más de 30 puestos para adquirir todo tipo de productos necesarios para iniciarse en esta práctica artesanal o para que las encajeras allí presentes compraran aquello que necesitaran para continuar practicando este arte y que a lo largo de año no pueden adquirir con tanta facilidad.
Este encuentro con la actuación de la Rondalla número 1 de Ávila y con una rifa de diferentes productos, además de la exposición que hasta este sábado ha permanecido abierta en el Episcopio bajo el título De la rueca a la pluma, dedicada a Santa Teresa con motivo del V Centenario de su nacimiento.





No hay comentarios:

Publicar un comentario